Integrar la terraza

Integrar la terraza
Un ejemplo de cómo puedes aprovechar la terraza para añadir una estancia útil a tu vivienda.

Hoy en día la falta de espacio en las viviendas es un problema generalizado. Si tienes una terraza que no utilizas y está desaprovechada, no dudes en integrarla en tu casa: ganarás metros útiles y luminosidad.

Cerrar un balcón o una terraza para ganar metros de interior puede ser una solución ideal para viviendas de reducidas dimensiones o en zonas frías donde se le puede sacar mayor partido a un espacio exterior cubierto que sin cubrir, ya que así se puede aprovechar todo el año.

Se quiere aprovechar al máximo los metros de los que se dispone para crear espacios que cuando estén cerrados se encuentren perfectamente climatizados y que además, sean capaces de abrirse totalmente al aire libre cuando llega el buen tiempo. Con la ayuda de profesionales como KoskeVirosque Proyectos Integrales de Interiorismo, estos tipos de proyectos son posibles.

Existen múltiples ideas y opciones para cerrar tu terraza. Si estás pensando en poner en marcha esta clase de reforma ponte en contacto con KoskeVirosque Proyectos Integrales de Interiorismo. Haremos un estudio previo del espacio, así como de las posibilidades que encierra tu terraza. El objetivo no es otro que poder aprovechar al máximo todas las opciones, reduciendo al máximo las complicaciones derivadas de la obra. Para esta clase de reformas confía siempre en profesionales con alta experiencia. Ahorrarás tiempo y dinero. ¡No te defraudaremos! A continuación encontrarás algunas ideas y consejos que te inspirarán si estás pensando en llevar a cabo una reforma de este tipo.

Luminosidad y espacio en tu habitación.
Terraza cerrada para crear un rinconcito acogedor.

Gana metros y luz: Mayor espacio útil

Ese pequeño balcón o galería a los que no sales ni por casualidad pueden transformar un espacio añadiéndolo no solo amplitud, sino también luminosidad natural.

La opción de cerrar terrazas suele ser muy interesante para ampliar cualquier estancia de la vivienda. De esa manera se aprovecha el espacio de una terraza que no se usa para incorporarlo al resto de la vivienda. Se puede hacer mediante un simple cerramiento, o una obra para acondicionar la nueva zona, o así como también se puede plantear dentro de un proyecto de reforma integral.

La gran ventaja de esta opción es que se mantienen las vistas al exterior sin sufrir las adversidades climatológicas, ahorrándose el trabajo de retirar o cubrir en invierno el mobiliario de temporada como ocurre en las terrazas abiertas. La vivienda gana así un espacio interior que se puede aprovechar de distintas maneras: como sala de estar, ampliación de salón o dormitorio e incluso como pequeño invernadero.

En este caso no se ha integrado, pero se crea un espacio encantador. ¿no crees?

PERMISOS PARA INTEGRAR LA TERRAZA

Cuando decidimos cerrar un balcón o terraza, lo primero que hay que tener presente es que vamos a necesitar una serie de permisos de obra, pues se va a modificar el aspecto de la fachada. Estos dependerán de donde esté situado el balcón: si es una fachada principal o secundaria, si se trata de un edificio histórico cuya fachada está protegida…

Las terrazas no pertenecen única y exclusivamente al propietario de una vivienda. También forman parte de la configuración exterior del edificio, y por tanto, como el resto de la fachada, se considera un elemento común más, aunque su uso si sea exclusivo de quienes viven en la casa.

También se da el caso de que cada edificio tiene unos metros máximos permitidos de edificabilidad, y si el total de los metros construidos en todas las viviendas supone ese máximo, no se podrán ampliar las viviendas.

En consecuencia, hay que acudir a la sección de disciplina urbanística del ayuntamiento local para ver si se permite ampliar esos metros de terrazas y si es así, lo primero es pedir permiso a la comunidad de vecinos para realizar el cerramiento. Lo habitual es que, además, la normativa municipal exija solicitar un permiso de obra.

Una vez superadas las exigencias legales, para cerrar una terraza, forme parte o no de un proyecto de reforma integral, hay que tener en cuenta ciertos aspectos en la parte práctica y se ha de planificar el cerramiento teniendo en cuenta los siguientes consejos.

Con el adecuado cerramiento podemos crear un mirador excepcional y ganar metros en nuestra casa. Una gran idea.

CONSEJOS PARA INTEGRAR LA TERRAZA

En KoskeVirosque Proyectos Integrales de Interiorismo, nos encargaremos de comprobar los planos del edificio y verificar si entre la terraza y la estancia de la casa a la que se quiere unir hay muros de carga, etc.

Además nos encargamos de encontrar las soluciones adecuadas para igualar las superficies de ambos espacios. Los techos, paredes y suelos. Estos últimos son, a veces, complicados por no disponer del mismo material, etc. Pero no te preocupes, encontraremos la solución que se adapte a tus necesidades y gustos.

Al eliminar la terraza, la vivienda queda más expuesta a los ruidos y el frío/calor, por lo que debemos buscar un cerramiento de calidad (aluminio, PVC, doble cristal…) que haga de aislante y no nos provoque un mayor gasto en calefacción y aire acondicionado. No obstante, al aumentar los metros cuadrados, es posible que haya que reforzar el sistema de calefacción y de frío para que la climatización sea eficaz con el incremento de espacio.

Aísla bien. Tipos de cerramientos para terrazas

Como te decíamos en el punto anterior la elección del tipo de cerramiento es fundamental para aprovechar al máximo el espacio extra de tu terraza. Su aislamiento ha de ser tanto térmico como acústico. Por lo tanto, para que no pierdas calor y puedas ahorrar en calefacción necesitas conocer qué clase de cerramiento es el mejor para ti: Vidrio; Policarbonato; Madera; Aluminio…o la combinación de estos. Te ayudaremos a realizar la mejor elección.

Imágenes:Decoratrix; Decourban; Api noticias; R de Room; Laurey W. Glenn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *