Renueva tu casa: Papel pintado

Renueva tu casa: Papel pintado
Cubre tus paredes con el estampado y los colores que más te inspiren

Papel pintado. En el post de hoy os muestro ideas y consejos para ayudarte a elegir el papel pintado a medida para tu casa. El papel pintado no sólo es decorativo sino que tiene la capacidad de cambiar el look de una estancia por completo, sin necesidad de hacer obra, sin gastar mucho dinero y de forma muy rápida. Elige tu modelo y ¡a empapelar! Cubre tus paredes con el estampado y los colores que más inspiren.

Si tienes ganas de un cambio, pero no quieres hacer obras: Apuesta por el papel pintado. ¿Sabes lo que se lleva? Árboles, hojas verdes, flores, geometrías… Escoge tu papel y renueva tu casa en un abrir y cerrar de ojos.

El papel pintado vuelve a la vanguardia de la decoración, después de años de supremacía del color blanco. Puede ser tu gran aliado, ya que además de decorar, sustituye muebles, marca y ayuda a separar zonas, protege y da mucha personalidad a los espacios. Sí, porque los papeles pintados son aptos para cualquier espacio, cocina y baños incluidos.

A veces empapelar toda la habitación puede resultar pesado visualmente. ¿La solución? Cubrir solo una pared para destacar o separar visualmente zonas concretas del hogar. El papel pintado ya no es lo que era, en el buen sentido. Gracias a los nuevos materiales y avances del mundo del diseño, hoy en día puedes colocar papel pintado en cualquier estancia de tu casa.

A continuación soluciono algunas de las dudas que se nos plantean a la hora de elegir nuestro papel pintado adecuado.  El papel pintado está de moda y nos encanta, pero hay que saber muchas cosas sobre él para acertar.

Diferentes papeles pintados, del mismo estilo, que distinguen zonas

Antes de colocarlo: Acuérdate siempre de estas dos cosas fundamentales: primero, prepara la superficie tapando agujeros con yeso y saca todos los posibles tornillos que haya. Segundo, al cortar, deja siempre unos 10 centímetros extra que necesitarás para colocar entre la altura del techo y el suelo.

¿Qué tipos de papel puedo encontrar? Gracias a las nuevas tecnologías, el sector del papel pintado ha conseguido grandes avances, por lo que actualmente se puede elegir entre multitud de diseños, texturas o calidades. Principalmente en el mercado encontrarás los siguientes:

-Tejido no tejido (TNT): compuesto por una base textil y una película de vinílico acrílico. Ofrece resistencia a la humedad y a los rayos UV. Es muy fácil de colocar ya que solo hay que encolar la pared.

-Vinílico: base de papel normal cubierto por una capa vinílica. Es lavable y resistente al vapor.

-Papel pintado: no lleva ningún revestimiento protector. Es más delicado y no resiste la humedad.

Cada rollo de papel pintado viene con etiquetas informativas que te explican su modo de aplicación, su resistencia, el mantenimiento y la cantidad de papel que necesitarás según el ancho del rollo.

Todos los papeles pintados no son iguales. Hay mucha variedad hoy en día, tanto de materiales como de diseño.  Si buscas texturas descubrirás papeles tradicionales lisos con diseños normales, pero también con dorados, con volúmenes diferentes o con materiales extra como rafia o cualquier textil.

El papel pintado puede otorgarle a una estancia el sello diferenciador y que marque la diferencia

¿Sobre qué tipo de pared se puede colocar? ¿En cualquiera? La pared debe ser lo más lisa posible y preferiblemente sellada para evitar humedades, alcalinidad y otros problemas que pueden afectar al papel produciendo sombras, manchas, desconches de tinta…

Si la pared está pintada deberás eliminar la pintura antigua lijando o raspando la pared. Si aún así no logras sacar la pintura, utiliza decapante o un producto específico para ello.

Si la pared ya estaba empapelada, no debes colocarlo encima. Hay que retirar el papel anterior. Igual que si tiene gotelé, es necesario quitarlo. Ya que aunque coloques un papel pintado con más textura (tipo un papel japonés), siempre, acaba saliendo el grumo.

Para poder garantizar una perfecta colocación del nuevo papel pintado nos debemos asegurar que la pared está limpia y sin ninguna imperfección. También es recomendable que toda la pared esté pintada del mismo color, especialmente si el diseño que lo cubrirá es de color claro.

Sobre azulejos es posible colocarlo, pero dependerá del tipo de azulejo. Habrá que ver si el material del azulejo podría rechazar el papel, el tipo de juntas… Si el azulejo es adecuado, el problema de las juntas podemos solucionarlo cubriéndolas con masilla para que luego no se marquen. Con los azulejos que no sean porosos será necesario poner sobre ellos una masilla especial del tipo aquaplast que cubra bien el azulejo y que nos servirá de soporte para pegar la cola que añadas al papel.

Para decorar habitaciones infantiles es ideal
Ejemplo de como destacar un rincón y hacerlo especial

Cómo calcular la cantidad de papel pintado que necesitas. Primero, mide la altura de la pared sin contar el rodapié. Divide la longitud del rollo por la altura de la pared para obtener el número de largos que te salen de cada rollo. A continuación, mide el perímetro de la habitación entre el número de largos que te salió antes.

Cuando elegimos papel pintado podemos ahorrar el desperdicio de puertas y ventanas, dado que cada rollo encaja con el siguiente. Sin embargo, es aconsejable tener en reserva un rollo extra de la misma tintada. De este modo, se evita cualquier imprevisto si hay problemas en la instalación o nos falta material.

¿Papel pintado en un mini baño? ¡Pues claro! Una idea es alicatar dos tercios de la pared y toda la zona de la bañera-ducha , y empapelar la zona más alta con un vinílico que resiste la humedad. Un papel de rayas verticales, por ejemplo, hace crecer visualmente el espacio a lo alto y da sensación de amplitud a ese baño pequeño.

Este es un ejemplo de cómo con el papel pintado podemos separar zonas y resaltarlas

El papel pintado zonifica. Para espacios pequeños (o no tan pequeños) en los que quieras diferenciar la estancia en diferentes zonas, puede serte muy útil. Consigues el efecto deseado de diferenciar espacios.

Con papel pintado podemos resaltar la pared y nos hace a la vez de cabecero

Como cabecero. Ganarás unos pocos centímetros de profundidad que en una habitación pequeña son oro. Y además, decorarás pudiendo mantener el resto de paredes en blanco, que siempre amplía.

Existen múltiples usos alternativos para usar el papel pintado, que no sea para las paredes, como puede ser usarlo para muebles, lámparas…pero ese, es otro post diferente. Besos a todos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *