Revestimientos de cocina que invitan…

Revestimientos de cocina que invitan…
Cocina como lugar de reunión

Te descubro las mil y una opciones de materiales, diseños y acabados, e incluso ideas que abren muchas más opciones en el mundo de los revestimientos. Para mantener el equilibrio, es esencial que todos los revestimientos combinen. Crea contrastes de colores o invierte en azulejos coloridos con un suelo más clásico.

Actualmente la cocina se ha convertido en un lugar para recibir amigos y ya no sólo el espacio para cocinar. Buscamos que refleje nuestro gusto y sea un lugar agradable y alegre donde poder realizar estos encuentros. Utiliza revestimientos con acabados y colores que le den un toque actual a tu cocina y además te proporcionen un buen mantenimiento.

Debemos tener en cuenta que es un espacio que exige una mayor protección en determinados puntos, pues están expuestos al calor y la humedad. Por ello, es preciso escoger revestimientos que garanticen practicidad, seguridad, funcionalidad y mayor durabilidad en la construcción. Hoy en día, existen en el mercado diferentes materiales para revestimientos en paredes, cocinas y encimeras de cocina que te ayudan a conseguir el efecto deseado.

En general, para el suelo debes elegir un revestimiento resistente a la humedad, muy fácil de limpiar, antideslizante y que tenga resistencia al alto tráfico; en las paredes puedes utilizar pintura lavable como el esmalte al agua, revestimiento cerámico (porcelanato, cerámica, mosaico especialmente en zona de agua) o una combinación de ambas; y en el techo
se debe usar una pintura resistente a la humedad y que además sea fácil de lavar.

Revestir las paredes o una de ellas con el mismo material con el que se ha pavimentado el suelo es una solución que utilizan muchos interioristas para crear sensación de continuidad, amplitud y profundidad. Si el espacio es pequeño, apuesta por tonos claros o medios y tu espacio parecerá más amplio. En las cocinas pequeñas una de las máximas es lograr que sean lo más luminosas posible. Las baldosas cerámicas con brillo y acabado imitación cristal hacen que la luz se refleje y multiplique.

Azulejos en brillo que reflejan la luz y aportan sensación de amplitud

Además de la pintura en un tono intenso para cubrir al menos una de las paredes, se llevan los materiales fríos, como el cristal o el acero, pero también las maderas claras y luminosas, la cerámica, el microcemento, el papel pintado y los porcelánicos que imitan a la perfección el aspecto de otros materiales y parecen lo que no son (¡nos encantan!). Tampoco pierdas de vista las nuevas colecciones de papeles pintados y de baldosas hidráulicas: ya sabes, lo retro está de moda y no puede faltar en la cocina.

Azulejos: El revestimiento para la cocina más utilizado en proyectos de decoración es el azulejo, pues es resistente y superfácil de limpiar. Por eso sigue siendo una de las grandes favoritas, sobre todo para espacios húmedos. Las hay de muchos acabados, diseños, colores y formas, pero si quieres practicidad y que duren años perfectas elige baldosas con pocas juntas. Es decir, cuanto más XL, mejor. Ya que son estas uniones son las que más se ensucian y estropean.

Pero para poder competir de alguna manera con los nuevos materiales y con ayuda de nuevas tecnologías, se han desarrollado gran variedad de diseños y acabados como una opción decorativa a tomar en cuenta a la hora de escoger los acabados para la cocina. Algo más lejos del típico azulejo más tradicional, se han creado nuevos estilos de cerámica que crean efectos impactantes, manteniendo sus innegables características de resistencia y fácil limpieza, pudiendo utilizarse tanto para un estilo vanguardista como para uno más clásico.

Dale color a tu cocina con estos alegres azulejos

Azulejos biselados, rectificados, con texturas, mosaicos, murales creativos, alicatado multicolor o incluso baldosas de estilo rústico, son buenas alternativas al afrontar la reforma de la cocina.

Paredes mosaico que aportan personalidad, mezclados con encimera de madera
Mezcla de materiales que aportan «calor» a tu cocina

Gresite: Paredes mosaico. Este material está compuesto por placas de vidrio cocido a altas temperaturas, y esto hace que sea uno de los más resistentes y duraderos. ¿Por qué lo vemos en piscinas, baños y cocinas? Pues porque es impermeable, lo que lo hace ideal para zonas húmedas. Y no, no creas que se coloca tesela a tesela como en la antigua Roma… el gresite se presenta en placas en las que vienen ya montadas, del mismo tamaño de las baldosas.

La madera aporta calidez

Mármol y madera: El mármol es uno de los materiales naturales más elegantes y de porte sofisticado, pero puede resultar algo frío. Y aunque los más conocidos son los blancos, grises y negros, ¡los hay de todos los colores! Verde, azul, rojo… El inconveniente de este material es que además de caro, puede resultar algo frío, por eso su mejor aliado es la madera, que contrarrestará este efecto.

Una muestra de mezcla de mármol y madera
Materiales que no son lo que parecen. Madera parece, cerámica es.

Materiales que no son lo que parecen. Madera parece, cerámica es.Seguro que has visto más de una vez revestimientos de madera que, en realidad, no lo son. Hay modelos cerámicos que imitan fielmente la textura de la madera, ofreciendo las ventajas de resistencia y dureza de la cerámica. De esta forma damos la sensación de calidez que desprende la madera, evitando los tratamientos y continuos cuidados que requiere la madera natural en espacios húmedos como la cocina. También existen revestimientos en chapa y MDF o incluso en PVC que imita la textura y el acabado de la madera, y que son muy fáciles de aplicar.

Paredes con piedras naturales
Tendencia: acabado natural pintado en blanco

Materiales naturales: Además de elegantes, también son increíblemente resistentes, duraderos y no requieren mantenimiento. Recuperar y revestir las paredes con piedras naturales como calizas, pizarras, cuacitas… es actualmente tendencia.  El ladrillo vista sigue siendo una opción estilosa, sobre todo si se utiliza solo en una de las paredes. Aunque seguimos viéndolo con acabado natural, también es tendencia pintarlo de blanco, gris piedra y otros tonos claros. ¡Queda genial!

Aunque también es posible imitar su efecto rústico con opciones que imitan sus relieves, tonos y texturas a la perfección (desde paneles hasta plaquetas e incluso vinílicos).

Papel pintado en una de tus paredes. Personalidad y separador de especios

Papel pintado: Es siempre una opción muy decorativa que ha resucitado con más fuerza que nunca. Como ya sabéis existen multitud de diseños y modelos en el mercado (con acabado texturizado, relieve, brillo), y, si te cansas…puedes cambiarlo fácilmente. Es bueno mezclar y colocar adhesivos, paneles, pinturas y papel mural en áreas más secas. Puedes leer más sobre esto aquí.

Para evitar que se deteriorare con las salpicaduras, en las zonas más delicadas puedes protegerlo con un cristal a medida que deja ver el motivo.

No podemos olvidarnos del microcemento. Elegancia y practicidad

Microcemento: Es fácil de aplicar y se ha puesto muy de moda en los últimos años. Al tratarse de un revestimiento continuo, carece de juntas. Impermeable, ultrarresistente y en muchos colores, es, además, muy fácil de limpiar. Puedes utilizarlo para paredes o suelos.

Suelos vinílicos: siempre una gran decisión y fácil de renovar
Vinílicos que imitan la madera. ¡Perfectos!

Hidráulico: Los suelos hidráulicos se han puesto tan de moda que muchos fabricantes han lanzado colecciones de estas baldosas rescatando diseños inspirados en diseños vintage y en muchas combinaciones de color, porque las baldosas hidráulicas no solo triunfan en el suelo, sino también en las paredes.

Puedes elegir revestimientos vinílicos o papeles con este acabado, que son impermeables por lo que, SÍ, puedes colocarlo en la cocina sin problemas. Eso sí, estas opciones no son tan resistentes y duraderas como los materiales como cerámica, madera o piedra natural, y tendrás que renovarlos o reemplazarlos en un tiempo.

Revestimiento para la encimera de la cocina. Para este lugar, elige un material resistente, por ser un espacio de cocción y por estar en contacto directo con el agua, las ollas calientes y los objetos pesados. El mármol y el granito son los más comunes para esta área, aunque el acero inoxidable está marcando tendencia.

Imágenes: pexels/pixabay/alexanderwhite/bosthlm/svenskfast/wentworthstudio/interceramic/unicer/vivesceramica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *