Energía positiva para tu casa

Energía positiva para tu casa
Llena tu casa de energía positiva

Con la llegada de la primavera, todos los años empiezan nuestras ganas de pasar más tiempo fuera de casa, de disfrutar con los amigos, de llenarnos de buenas energías… En el post de hoy te voy a dar unos consejos para que esa buena energía empiece en tu casa. Aunque no lo creas, estos pequeños cambios, pueden cambiar cosas en tu estado de ánimo. ¡A por ellos!

Nuestra casa es nuestro refugio  y por ello los interiores deben ser cómodos, agradables, saludables y que las energías presentes en su interior sean positivas. Incluso para los que creías en estas cuestiones, este post os servirá de utilidad, seguro, pues nunca viene mal seguir estos sencillos consejos al alcance de todos, para atraer buenas energías.

¡No dejes todo esto para mañana, ponte manos a la obra y asegúrate un hogar en perfecta armonía!

  1. La casa limpia y ordenada. Es aplicable absolutamente para todo el mundo, creyentes y no creyentes en las teorías de las energías positivas, ya que se trata de una cuestión de sentido común: la importancia de ordenar y limpiar la casa. Se trata de combinar la limpieza diaria con limpiezas más profundas. Que aguantan más tiempo, que nos ayudan a su mantenimiento y que son necesarias en todos los hogares.

No hay nada que nos estrese más que tener una casa llena de desorden, suciedad y desorganizada por completo. Hay a quién más y a quién menos, claro está, pero en mayor o menor medida a todos nos afecta. Llenarás tu casa de energía positiva si te propones mantener el orden y la limpieza.

Deja fluir la energía positiva

El flujo de energía positiva comenzará a fluir cuando tu casa luzca sus mejores galas y desaparezca la suciedad acumulada que tanta pereza nos da erradicar. Así que ya sabes: ponte manos a la obra antes de que la suciedad acabe con tu buen humor.

El orden y la limpieza son fundamentales
La ropa que no vayas a usar resultante de la limpieza y re-ordenación de armario dónala o recíclala

En el paso del invierno a la primavera se experimenta un cambio de ciclo: es un gran momento para limpiar de acuerdo con los principios del Feng Shui.

  1. Que todo funcione. Confirma que todo funciona bien y arregla esas pequeñas cosas que tienes estropeadas. Atrae la energía positiva. Por ejemplo, aparatos electrónicos con pilas acabadas, aparatos estropeados y obsoletos….Controlar posibles fugas de agua, que provoquen humedades, o de aire, que nos estén haciendo perder energía en forma de calor o de frío. Quitar y reemplazar las luces que no funcionan: Las luces parecen algo secundario, pero no sólo afectan a la imagen de nuestra casa, sino también a nuestro estado de ánimo por la falta de luminosidad adecuada con todo lo que ello conlleva.
Sustituye las bombillas que no funcionan
La luminosidad adecuada influirá en tu estado de ánimo
  1. Ventila y deja entrar la luz natural. Pocas cosas llenan más de energía positiva a una casa que las ventanas. Y es que a través de las ventanas se filtra la luz natural, fuente de vida, así como el aire, que todo lo llena y ventila cuando las abrimos y dejamos que fluya. No cierres las ventanas a la luz ni al aire.
Ventilar tu casa es fundamental
  1. Objetos con energías positivas. Ten cerca cualquier objeto personal que a ti te transmita vibraciones positivas. Por ejemplo en el dormitorio, donde pasas mucho tiempo. Y lo más importante: Deshazte de lo que no usas. Acumular cosas materiales que además ni siquiera usamos, puede ser nefasto para nuestra energía positiva. Si comienzas a dejar a un lado todas esas cosas que no usas y las donas a personas que realmente las necesitas, te sentirás muchísimo mejor.
Ten cerca objetos que te transmitan vibraciones positivas
Modern office interior.

Despréndete de objetos rotos o pendientes de arreglar.  A menudo suponen energía estancada, y nos desgastan a nivel subconsciente. Cada vez que ves ese artículo que has estado queriendo reparar, pesa sobre ti. ¡Arréglalo o dejarlo ir!

Practica el desapego y retira esos regalos que nunca te gustaron, esos objetos que tienen asociaciones negativas cada vez que los ves…Es increíble la liberación que supone. También debes retirar o cambiar de lugar esos muebles con los que siempre tropiezas, esos objetos que estorban… Si interrumpen tu paso también interrumpen el paso de la buena energía del chi.

  1. Utilizar ambientadores / Esencias naturales. Los aceites esenciales, el incienso, los ambientadores con olores que nos recuerdan a lugares o sensaciones… Todo este tipo de esencias y olores que nos aportan frescura a las estancias, son ideales para que nuestra energía positiva crezca como la espuma. Inclúyelos en tu casa y verás cómo al entrar cada día y oler eso que tanto te gusta, se dibuja una sonrisa en tu cara. Y como siempre, no os olvidéis de las velas.
Los ambientadores, el incienso y las velas deben estar presentes en tu casa
Aromas que te reporten bienestar
  1. Contacto con la naturaleza. El contacto con la naturaleza es algo que a (casi) todos nos gusta, llenándonos de energía positiva. Si tienes jardín o terraza, no dudes en disfrutar más de estas zonas y en llenarlas de flores y plantas. Mantén en buen estado el jardín, elimina malas hiervas, arreglar el mobiliario… Y si no tienes, las plantas de interior te ayudarán muchísimo a atraer energía positiva a tu casa. Las plantas y flores frescas en casa, con sus fragancias y colores, nos suministran alegría. El olor de las flores frescas eleva la energía en un hogar. Los colores vibrantes atraen la belleza y la armonía. Elimina las plantas secas y/o deterioradas. Mima y re-vive tus plantas para que irradien buena energía.
Rodéate de plantas que le den alegría y color a tu casa
Cuida tu terraza o jardín
Las flores frescas aumentan la buena energía y sus colores atraen belleza y armonía
  1. Elimina la energía estancada. Deshazte de…

Los papeles como correspondencia obsoleta, tarjetas de visita y demás papeles amontonados. Libros y revistas que no lees: Guarda aquello que realmente tiene valor para ti. Libera espacio en las estanterías.

Los artículos caducados: cosmética, comida….. Rodéate de alimentos frescos y productos elaborados con ingredientes naturales, sin químicos sintéticos que puedan resultar perjudiciales para tu salud. Recuerda que somos lo que comemos; somos lo que ponemos en nuestros cuerpos; somos aquello de lo que nos rodeamos.

Los baños: Según el Feng Shui, los baños pueden convertirse en ladrones de buenas energías en una casa y por ello, se les ha de prestar una especial atención. Por ejemplo, se ha de mantener la tapa del inodoro, bajada, y la puerta, cerrada, que tampoco cuesta mucho, ¿no crees?

Da un repaso visual ahora que ya has terminado y prima la sencillez y el minimalismo de muebles y decoración. Acuérdate del famoso “Menos es mas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *